Al rescate de nuestros bosques

En esta era no hay nada más efectivo que la siembra aérea, ya que cubre grandes áreas en poco tiempo y permite la recuperación de terrenos inaccesibles. Esto es de vital importancia, a la hora de proteger cultivos aledaños, siembras o viñedos que requieren de un especial cuidado en un país tan propenso a desastres naturales.

Una de nuestras mayores preocupaciones en Chile en los últimos años ha sido la pérdida de bosques por incendios u otros incidentes que hay a lo largo del año. Una opción de reforestación que está cobrando importancia mundial es la siembra por semilla con o sin tratamiento, con o sin preparación de la tierra, el cual reduce sustantivamente los costos de vivero, de transportación y plantación, así como el tiempo de desarrollo de plántulas.

La siembra aérea ha sido reconocida como la forma más efectiva para reforestar grandes extensiones en poco tiempo y la única posibilidad de recuperar áreas a las que es imposible tener acceso para reforestar en la forma tradicional.